Web oficial de DESPACHO JURÍDICO TODO-DERECHO

martes, 19 de agosto de 2008

FILOSOFIA DEL DERECHO

EL JURISTA COMO PROFESIONAL DEL DERECHO.


La filosofía del Derecho es una asignatura que debe orientarse hacia el objetivo de satisfacer las necesidades de la práctica jurídica, no se trata de un mero adorno en el currículo académico.
La filosofia del derecho es útil incluso para ser un buen profesional, para ejercer la profesión de una manera competente y experta.
Existen diferentes tipos de juristas en nuestra sociedad, sometida al cambio producido por la introducción de la economía globalizada.
En las sociedades que llegan a un nivel de desarrollo es necesaria la figura del profesional en muchos campos de la práctica social.
Es decir, el profesional es un trabajador que ejerce una actividad útil, sin dejarse llevar por preferencias, intereses o estados de ánimos personales.
Es un técnico que sabe practicar un oficio aplicando unos conocimientos especializados y lo lógico es que obtenga una retribución para poder vivir.
Para ello necesita regirse por una deontología específica. Distinta sería la figura del simple amateur o aficionado que realiza ocasionalmente un trabajo porque le gusta y por tanto se rige solo por la obtención de su propia satisfacción.
El jurista es un profesional, su papel es el de un experto que gracias a sus competencias, desarrolla las tareas de elaboración y aplicación de las normas jurídicas.
La profesión jurídica no es homogenea, sino diversa según sea el ámbito social en el que el jurista desarrolla su actividad y los intereses a los que sirve.
El jurista profesional es un técnico o experto que conoce bien las leyes y que sabe manejarlas con el fin de satisfacer las demandas de la regulación social y la resolución de los conflictos.
El jurista siempre actuará poniendo a disposición de su cliente o al servicio del Estado unos conocimientos específicos que es la llamada formulación.
Para el jurista profesional el derecho es un medio de control social, que sirve para organizar la sociedad y guiar las acciones de sus miembros.
El derecho suele estar codificado como un orden normativo y su figura principal es la ley.
La ley es la máxima expresión del derecho y el jurista debe gestionar la ley para conseguir su propósito y así poder resolver los conflictos que perturban la convivencia de los ciudadanos.
Existe un dicho muy conocido que dice así: Donde está la sociedad, allí está el derecho y dónde está el derecho, allí están los juristas.
Las funciones de un jurista, son la función de organización, la función de reparación y el aseguramiento y garantía de los ideales y valores reflejados en las normas.
Publicar un comentario