Web oficial de DESPACHO JURÍDICO TODO-DERECHO

martes, 26 de agosto de 2008

IGUALDAD MORAL Y DIFERENCIAS JURIDICAS

La defensa de la libetad no implica nunca la eliminación de toda idea o valor colectivo. Es cierto que los derechos humanos son universales y que por eso pertenecen a todas las personas, tampoco puede nadie ser desprovisto de estos derechos humanos.
Así que la tesis de la universalidad no implica el desconocimiento de las particularidades y de las diferencias entre las personas ni se puede llegar a la negación de su reconocimiento jurídico.
Dicho reconocimiento jurídico puede lugar a excepciones, haciendo que los individuos ocupen una situación determinada y que gocen de un estatuto jurídico diferente al del resto de los ciudadanos, pero esto nunca debería llegar a producirse.
Pero, la condición de ciudadano es una cualidad jurídica que el ordenamiento jurídico no reconoce por igual a todos los que están sometidos a una jurisdicción y esto es una pena.
Publicar un comentario