Web oficial de DESPACHO JURÍDICO TODO-DERECHO

jueves, 21 de agosto de 2008

PROBLEMAS ACTUALES PARA LA REFLEXIÓN FILOSÓFICO-JURÍDICA DE LOS JURISTAS-FILOSOFÍA DEL DERECHO

PROBLEMAS ACTUALES PARA LA REFLEXIÓN FILOSÓFICO-JURÍDICA DE LOS JURISTAS.


El Jurista tiene siempre que llevar a cabo una función de reparación, una función de encauzamiento y organización, y una función de garantía y profundización de los valores y principios constitucionales.
Pero el Estado tiene una serie de amenazas, y aquí tratamos entonces del proyecto emancipatario, es decir, de lo que se trata es de conseguir las cotas más altas de autonomía individual y colectiva.
Esta autonomía se logra garantizando los derechos fundamentales. Y uno de los riesgos que corren los derechos fundamentales es la temida globalización.
Pero esta globalización no es un tema moderno, sino que viene de antiguo, ya que viene provocada por diversos factores:
  • La explosión tecnológica de las comunicaciones y de la información.

Y esta a su vez se manifiesta en:

  1. La libre circulación de capital.
  2. La expansión del comercio multilateral.
  3. La internacionalización.
  4. La liberalización de los mercados financieros.
  5. La liberalización de la inversión extranjera.

Todo esto conlleva a una crisis del Estado del Bienestar y al llamado "Pensamiento único", se produce además una expansión del neoliberalismo y por tanto la sociedad se basa en un excesivo consumo y en la explotación de una gran cantidad de recursos naturales.

Esto también acarrea su contrapartida localista, empezamos hablando de la desaparición del pensamiento utópico y el proceso de homogenización cultural, todo esto ha dado lugar a la aparición o al reforzamiento de :

  • Del nacionalismo.
  • Del fundamentalismo religioso.
  • Del multiculturalismo.
  • La afirmación de lo propio y lo local frente a lo que es global y totalmente indiferenciado.
  • El terrorismo.

En cuanto al último punto, el terrorismo provoca una sensación de inseguridad y desprotección muy favorable para justificar ciertas reacciones estatales que no son siempre razonables, como podría ser la declaración de una guerra ignorando los requisitos del derecho internacional público que lleve hasta la vulneración total o parcial de la intimidad individual de cada persona y la privación de las garantías elementales del derecho penal.

Por último, hemos de aclarar que no hay derechos fundamentales sin responsabilidades. Es decir, el ejercicio de los derechos comporta una serie de riesgos que hay que saber gestionar y si es preciso eliminar de raiz.

Es más, los derechos fundamentales no son derechos absolutos, sino limitados, debido a la existencia de los derechos de otras personas que también conviven con nosotros .

La defensa de la constitución es la defensa de la libertad, pero también es la exigencia de la responsabilidad.

Publicar un comentario en la entrada